Control de plagas efectivo para realizar tu mismo

De todas las situaciones desagradables a las que nos enfrentamos en la vida, hay pocas que sean tan molestas e irritantes como sufrir una infestación de plagas en su hogar o sitio de trabajo.

El problema con las plagas no es sólo que sean desagradables, sino que también pueden causar problemas de salud (muchos transmiten enfermedades mortales), daños en muebles, paredes, pisos, destrucción de ropa, y un sinfín de situaciones molestas y que pueden implicar grandes pérdidas de dinero; es por ello que el control de plagas es un asunto que se debe tener siempre presente porque puede evitar males mayores ante una infestación.

Tipos de plagas según especie

tipos de plagas

 

¿Qué es el control de plagas?

El control de plagas se encarga de controlar, manejar y eliminar los diferentes tipos de animales u organismos que son considerados como plagas.

En las zonas rurales y urbanas existen diferentes tipos de plagas; sin embargo existen algunas que son comunes en ambos ambientes como las termitas, ratas y ratones, hormigas, cucarachas y chiripas, arañas, chinches, entre otros. 

Mantener bajo control los diferentes tipos de plagas puede ayudar a evitar que los edificios, casas y áreas circundantes puedan sufrir daños estructurales que después resulten muy costosas de reparar, o en el peor de los casos, que el daño sea irreparable e implique reemplazo o demolición. También permite proteger la integridad de muebles y otros enseres de ser afectados o destruidos y más importante aún, proteger la salud de los humanos y animales que habitan en esos espacios.

Por los riesgos que representan para la salud las plagas y otros organismos causantes de enfermedades, para el control de plagas urbanas (principalmente ratas, ratones y cucarachas) las empresas que prestan servicio de control de plagas implementan productos químicos capaces de reducir enfermedades transmitidas por estos organismos pero que son inocuos al ser humano, aunque muchos otros son de cuidado y su administración debe ser vigilada.

¿Cuáles son los métodos más comunes para el control de plagas?

Las empresas de control de plagas poseen diferentes métodos o técnicas para el control de plagas que se selecciona según el tipo de plaga al que se enfrente y el nivel o grado de infestación; para ello estudian la biología y los hábitos de las plagas que los ayuda a localizarlas, identificarlas plenamente y eliminarlas, pero usted también puede adoptar algunas medidas para evitar la infestación y/o su rápida proliferación.

Entre los métodos más comunes para el control de plagas se encuentran:

Métodos higiénicos para el control de plagas

La regla general es mantener un hogar limpio para reducir las posibilidades de una infestación. La mayoría de las plagas buscan lugares sucios o con una fuente constante de alimentos y que además le brinde condiciones para su refugio y reproducción. 

Un lugar limpio se convierte en un sitio inhóspito para la mayoría de las plagas, por eso se recomienda una limpieza constante de los espacios evitando dejar al descubierto todo aquello que pueda servir de alimento o hábitat para los bichos.

Algunos de los consejos básicos de sanidad ambiental para el control de plagas son:

  • Lavar platos, vasos, cubiertos y todos los utensilios cuando termine de cocinar o comer; también limpie la cocina, mesa y encimera.
  • Disponer de los restos de comida en una bolsa o contenedor sellado. 
  • Mantener las mesas, pisos, armarios y muebles limpios, sin restos de restos de alimentos.
  • Limpie regularmente las áreas de difícil acceso (como detrás de los electrodomésticos de la cocina).
  • Mantener la alacena limpia y con los alimentos que pueda en recipientes con sello hermético.
  • Mantener limpios todos los baños de su hogar o sitio de trabajo.
  • Utilizar mosquiteros en las ventanas.
  • Revisar con frecuencia las paredes internas y externas en busca de agujeros de animales, si los encuentra, séllelos.

Si sigue esos estos simples consejos logrará disuadir a la mayoría de las plagas (sobre todo si las ha atacado antes de su instalación definitiva y proliferación sin control); aunque hay algunas que son más tercas y requerirán de otros métodos de control de plagas.

Métodos biológicos para el control de plagas.

Los métodos biológicos para el control de plagas pueden verse como soluciones naturales porque no dependen del uso de pesticidas u otros productos químicos para su eliminación. Este método se basa en las leyes naturales de jerarquía en la naturaleza; es decir control biológico.

El método de control biológico para plagas más común es introducir un depredador natural para controlar las poblaciones de plagas, sólo debe conocer la cadena alimenticia para saber cuál seleccionar. 

Este método es comúnmente utilizado por los jardineros y agricultores que no desean o no pueden emplear el uso de productos químicos. La introducción de un depredador natural debe emplearse con cuidado por los riesgos de insertar una especie extraña determinada, ya que puede tener el efecto contrario y generar otro problema ecológico.

Otro método biológico para el control de plagas utilizado por los jardineros y agricultores es el uso de microorganismos que se consideran beneficiosos en las plantas. Éstos, a diferencia de los depredadores naturales que atacan una plaga existente, se utilizan en modo preventivo, para evitar su aparición. Los microorganismos insertados crean una relación simbiótica con la planta, protegiéndola, porque disuaden a las posibles plagas de atacarla y además destruyen las bacterias y hongos dañinos que pudieran afectarla.

Métodos físicos para el control de plagas

Los métodos físicos para el control de plagas se basan en la captura y eliminación de las plagas. Los más comunes son: 

  • Eliminación de criaderos: implica la eliminación de cualquier lugar que sirva de escondrijo, proporcione alimentos o sea un caldo de cultivo seguro. 
  • Uso de cebo venenoso: este método es altamente efectivo y existen muchos venenos específicos para plagas particulares. El veneno se coloca en áreas visitadas por las plagas y éstas se la comerán o se la llevarán de regreso a su guarida. El peligro de este método es que puede ser ingerido accidentalmente por niños o mascotas y algunos venenos comerciales pueden provocarles problemas graves de salud o incluso la muerte.
  • Quema de campo: método utilizado comúnmente por los agricultores para destruir las poblaciones de plagas que se encuentran en un cultivo o área a sembrar. Este método tiene sus detractores porque se daña la capa superior del suelo y también se mata a insectos beneficiosos junto con las plagas.
  • Trampas: las trampas funcionan como señuelo para facilitar el exterminio. Van desde trampas físicas que atrapan o matan (como el papel para moscas o trampas con cebo más complejas) hasta cultivos trampa que desvía la atención de las plagas para que luego se eliminen con mayor facilidad sin afectar al cultivo real. El método de la trampa cultivo tiene aplicaciones muy específicas y se sugiere para granjas pequeñas, no se recomienda para grandes cultivos ni pequeños jardines.

Métodos químicos para el control de plagas.

Este tipo de control de plagas es el más efectivo por su confiabilidad. Implica el uso de químicos bien sea para ahuyentar o eliminar la plaga. Puede aplicar usted mismo este método o contratar profesionales para su administración. Independientemente de su elección, se sugiere buscar información sobre control de plagas y seguir cuidadosamente las instrucciones porque la mayoría de estos químicos son altamente tóxicos.

Las formas más utilizadas del método químico para el control de plagas son: 

  • Insecticidas: son productos químicos diseñados para matar insectos como cucarachas, moscas y hormigas. La mayoría de estos elementos se administran como spray o en gránulos, cada uno con su ámbito de aplicación según el tipo de plaga. Los granulados son especiales para tratar plagas como hormigas o bachacos mientras que los spray o aerosoles se emplean mejor contra plagas voladoras o diminutas.
  • Rodenticidas: este es un veneno altamente letal que se utiliza para animales grandes como ratas y ratones, aunque aplica para todo tipo de mamífero. Por su alta potencia representa una amenaza para otros animales y humanos.
  • Fogging: el control de plagas mediante el uso de fogging o niebla es otra alternativa viable contra insectos voladores (adultos). Es aplicado por una máquina especial de nebulización que propaga una cantidad muy pequeña de insecticida. Este método es menos invasivo, respetuoso con el medio ambiente y no deja residuos que sean difíciles de limpiar.
  • Fumigación: la fumigación es la opción más utilizada para plagas urbanas cuando la infestación es grave. Consta de rociar con químicos el lugar que luego deberá ser sellado de 48 a 72 horas para que pueda matar a las plagas adultas y a todos los huevos o larvas que estén presentes. Esta es una medida severa pero efectiva. Cuando la infestación es de polillas, además de la fumigación se recomienda aplicar posteriormente líquidos para tratamientos de la madera para evitar nuevas incursiones de estos bichos y también se recomienda sellar los orificios o canales que dejaron en la madera.

¿Cuál método de control de plagas usar?

Lo que se recomienda en todos los casos de infestación es un manejo integrado de plagas o control integral de plagas que implica la combinación de varios métodos para el control de plagas para atacar el problema desde varios frentes.

Primeramente es importante siempre mantener una correcta limpieza de los espacios para evitar ser víctimas de una infestación de plagas, así que utilizar con frecuencia los métodos higiénicos para el control de plagas debería ser parte de su cotidianidad. Pero si ya ha notado signos de actividad de plagas lo primero es determinar el tipo de plaga al que se enfrenta y el grado o nivel de la infestación.

Para las plagas urbanas los métodos químicos para el control de plagas son los más efectivos pero deben aplicarse con mucho cuidado para evitar accidentes. Siempre se recomienda buscar información sobre control de plagas y seguir cuidadosamente las instrucciones antes y durante de su aplicación.

Cuando la infestación ya está muy avanzada la mejor recomendación es contratar alguna empresa que preste servicio de control de plagas que realizará una fumigación más profesional que llegará a todos los espacios posibles y matará tanto a los animales como a sus huevos o larvas evitando nuevas apariciones de la plaga en corto tiempo.